02/06/2020

Generales

Consideraciones sobre los Suplementos de VITAMINA D

No se recomiendan en la población general sin factores de riesgo de deficiencia; pero sí se recomiendan en grupos de población con factores de riesgo de déficit, sin realizar determinación plasmática previa; y, en personas en las que está indicada la determinación, cuando el resultado demuestre déficit.  El último Boletín del Centro Andaluz de Información de Medicamentos -CADIME- se refiere a este tema con el título: Suplementos de Vitamina D, de la sobremedicación a la deprescripción. Entre los puntos clave señalados figura que actualmente existe un importante debate que invita a frenar el uso injustificado de la vitamina D y aplicar criterios de adecuación; se recomienda la determinación de los niveles plasmáticos de vitamina D sólo en pacientes o grupos de riesgo de deficiencia en los que esté indicado tratar en caso de detectar un déficit. Fundación FEMEBA comparte esta publicación. 

Puntos clave:

- En los últimos años se ha observado a nivel internacional un aumento importante en el número de   determinación de los niveles plasmáticos de vitamina D y en la prescripción de suplementos.

 - Entre las causas del gran interés por la vitamina D se han señalado: la controversia en cuanto a los    valores plasmáticos adecuados de vitamina D, la gran variabilidad en los resultados de las determinaciones analíticas, una supuesta pandemia de hipovitaminosis D, la atribución de beneficios extraóseos e importantes intereses económicos.

 - La vitamina D se debe utilizar exclusivamente para mantener la salud ósea. El nivel plasmático de   vitamina D considerado adecuado para el equilibrio óseo en el 97,5% de la población es de 20ng/ml (?50nmol/l). Las evidencias no justifican realizar una determinación generalizada de los niveles plasmáticos en la población general. Tampoco muestran los supuestos beneficios óseos ni extraóseos en personas sin síntomas de déficit.

 - Actualmente existe un importante debate que invita a frenar el uso injustificado de la vitamina D y aplicar criterios de adecuación. Se recomienda la determinación de los niveles plasmáticos de vitamina D sólo en pacientes o grupos de riesgo de deficiencia en los que esté indicado tratar en caso de detectar un déficit.

 - Los suplementos de vitamina D no se recomiendan en la población general sin factores de riesgo de deficiencia. Se recomiendan sólo en grupos de población con factores de riesgo de déficit, sin realizar determinación plasmática previa; y, en personas en las que está indicada la determinación, cuando el resultado demuestre déficit.

Acceder al Boletin CADIME del 31 de mayo de 2020